Y expiran diseño, delicadeza y ¿por qué no? también, pastelosidad.

Me gustan tanto los colores pastel, que si pudiera crear un mundo desde cero, sería tan empalagoso que todos iriamos vomitando arcoiris por la calle :P. ¡Nah! es broma, también me gusta dar fuerza a las decoraciones con el color negro. Elegancia y poder.

Os dejo unas imagenes que he recopilado, de unos rinconcitos la mar de inspiradores.







¿Con cuál o cuáles os quedáis? Yo con la 1 y la 2!!!


Leave a Reply

¡Planta tu opinión aquí abajo!

Con la tecnología de Blogger.