Este es un tema que creo que está tan hablado, que chorrea saliva por las cuatro esquinas, saliva o más bien bilis.

Como ya sabreis el tema de las copias es inevitable, está ahí y va a estar siempre, así que si te sulfuras por ello, lo vas a seguir haciendo hasta el resto de tus días en el mundo craft. Así que o cambias la postura ante ello (que creo que te haría mucho mejor) o te amargas for ever.

Yo ya no lo veo tan malo, tal vez porque no me hayan copiado nunca algo de Out! o tal vez porque gracias a un amigo he pasado a verlo desde otra perspectiva más sabia, miro el tema desde mi sillón orejero de cuadros marrones, con una mantita de lana sobre mis piernas y una taza de té humeante, con las gafas ligeramente caídas y un gesto de indiferencia.

Y con esto no quiero que parezca que estoy de acuerdo con ello, sino lo que voy a explicar a continuación que por primera vez me lo dijo mi amigo Jiuck y por segunda vez lo leí en Oye Deb! y cuanta razón en sus palabras.



Para empezar expondré mi punto de vista sobre las copias artesanales mas "sanas" que son esas que se hacen para aprender, como ensayo. Todos sabemos que el ser humano aprende por imitación, aprendemos de copiar lo que otros hacen. Cuando somos bebés aprendemos a hablar escuchando a nuestros padres, cuando somos niños aprendemos a ser personas copiando la forma de vivir y de pensar de nuestros padres, hermanos, amigos y todo lo que nos rodea.

Entonces, no creo que esas personas que copian sanamente, lo estén haciendo a malas, realmente se han iniciado en el mundo craft y están probando hasta encontrar su estilo o su sitio. Yo misma cuando empecé copiaba a otras artesanas hasta que fui mejorando mis técnicas y encontrándome a mi misma y no lo hacía para nada con mala intención, simplemente no pensaba que fuera malo, porque estaba aprendiendo.

Pero por otro lado están las que copian y encima roban las fotos de otras artesanas y ENCIMA intentan lucrarse de ello. Vamos a ver, alma de cántaro, de verdad que me pregunto que si alguien
les compra, cual será el resultado de lo que envíen porque a mi se me caería la cara de vergüenza de ofrecer una cosa y que al cliente le llegue un moñigo empaquetado de aquella manera que se parece al de la foto (robada) lo que un huevo a una castaña.


Ahí vengo a remarcar lo que me dijo mi amigo, podrán copiarte y robarte las fotos y lo que quieras, pero es que esa persona nunca va a llegar a ser tú y la copia se quedará ahí, en el bicho que han elegido copiar y nada más, porque ya haciendo eso han demostrado la imaginación que tienen. No pueden llegar a más porque tu estilo lo marcas tú misma y evoluciona contigo misma, cosa que sería IMPOSIBLE con otra persona que no seas tú, porque no está en tí.

A lo mejor están puteando tu trabajo, pero me huelo que el cliente es más o menos del estilo del que vende y no quiere ver más allá, porque quien valora la artesanía no pone pegas en el precio porque sabe el esfuerzo que supone y todas sabemos que las copias baratas, solo son eso, copias baratas.


Leave a Reply

¡Planta tu opinión aquí abajo!

Con la tecnología de Blogger.